viernes, 12 de octubre de 2012

¿Guardería?

Ya estamos por aquí de nuevo...

Nuevas consultas, nuevas entradas. 

La temática de hoy  "guarderías sí o no".

Antes de comenzar a decir nada sobre el tema, vamos a hablar del término "guarderías" (como comunmente son conocidas). A mi me horroriza esta palabra

Como siempre, si nos vamos a sus raíces podemos comprender un poco más su significado. "Wardon" del germánico (vigilar, custodiar, proteger) y raíz indoeuropea wer- (percibir-esconderse de). 

En definitiva, un lugar donde llevamos a nuestros hijos/as para su mayor estimulación y crecimiento, no es ni para guardar nada, ni para que nos hagan de guardas. 

Yo prefiero llamarlas Escuelas infantiles o centros de educación infantil. 

Bien, no nos enrollemos innecesariamente. ¿Llega el temido momento de separarnos de nuestros hijos/as? ¿Ya no podemos repartirlos más entre familiares? ¿Nos apetece que se prepare para la escolarización, conozca otros amigos/as, o se estimule?

Es el momento de plantear la entrada al centro de infantil. Qué miedo da ese primer contacto, cuántas dudas y decisiones en tan poco tiempo (distancia, tipo de centro, personal, edad de nuestro hijo, dinero, horarios... )

Las eternas preguntas ¿meto a mi hijo/a en un centro? ¿es bueno estar en una escuela de infantil? ¿qué edad es la idónea? ...

Bien, después os reseñaré algunos artículos relacionados con este tema que pueden resolver éstas y más dudas. A pesar de que siempre será a nivel orientativo. 

Yo sigo en mis trece, de que cada situación es un mundo y debería saber cada una de vuestras historias para orientaros. No me gusta nada esas orientaciones de bote que le dicen a la gente lo que debe hacer y pensar. Estoy plenamente convencida que existen unas líneas generales, pero que siempre adquieren un color especial en cada situación. Muchas familias me han consultado las mismas preguntas y cuando hemos repasado sus experiencias de forma conjunta siempre había matices.

Por supuesto que puedes sentirte identificado con otras historias, que puedes tener las mismas inquietudes, dudas o miedos que otros, e incluso servirte las respuestas que los demás dan. O esos fantásticos métodos que son ampliamente publicitados. Pero no sufráis si no os funcionan, si a todo el mundo les va bien menos a vosotros. No estáis haciendo nada mal, sólo habrá que ver qué situación tenéis y adecuar la respuesta a vuestras necesidades. Lo importante es mantener una actitud abierta.

No nos desviemos, que la diversidad es un tema muy bonito, pero ya lo abordaremos más adelante.

Entonces ¿Qué hago? Tranquilidad, lo esencial es la calma. Hay que sopesar bien todas nuestras opciones y una vez que hemos tomado la decisión de llevar a nuestro hijo/a a un centro (de ser ésta la opción final) ver todos los aspectos positivos. ¿Eso quiere decir que no veamos los negativos? No, pero como siempre, hay que verlos y no quedarse anclados en ellos.

Debemos huir del negativismo tal como: "soy la peor madre o padre del mundo" "mi hijo/a  está sufriendo en el centro" "esta escuela es la peor que hay en el globo terráqueo" etc

Las escuelas infantiles, sus docentes, los niños/as y las familias son todas diferentes y en la combinación de todos esos agentes y muchos más que andan por ahí pululando, pueden dar situaciones de lo más variopintas: Qué contento está, odia la escuela, no veo ningún avance, creo que a mi hijo/a no le miran, está muy malito, ha dejado de comer, lo veo avanzar mucho...

Desde mi experiencia profesional, habiendo ejercido de tutora en la escuela infantil Sta. Eufemia Pulgarcito, como coordinadora de la Escuela Infantil Municipal de Tomares Nemo, el trato con otros centros de educación infantil, con familias y alumnos, soy partidaria de los centros de infantil que toman en serio su trabajo, que estimulan a su alumnado y se adecúan a sus necesidades. 

La disposición que tengáis a la hora de dejar a vuestros hijos/as, vuestra colaboración y respeto también será esencial en el desarrollo de las relaciones con el centro. Recordad que si hacéis algo de mala gana, tristes o alegres, se nota. La actitud siempre facilita o dificulta.

¿Y si no va bien? ¿Y si me toca una docente que no me gusta? ¿Y si mi hijo/a no está contento?

Muchas dudas, lo sé. Pero lo principal es no coger la lupa de los defectos e ir como detectives a buscar los mínimos detalles y críticas. Uy! hoy le han colocado el chupe en otro bolsillo de la mochila; Anda! si trae los zapatos desatados; Hoy no han escrito nada en la agenda... 

Es normal que cuando llegáis a casa con tranquilidad véis miles de detalles y heridas de guerra, hasta expresiones de vuestro hijo/a que os cuentan grandes historias de lo ocurrido en el aula.

Pero creedme, desde dentro, por mucho ruido que oigáis, no son batallas campales los que allí se libran. Se dan múltiples necesidades a la vez en el aula y las maestras/os a veces se las ven y se las desean para dar respuesta a todo.

Puede que a veces vuestro hijo/a salga de un modo que no os agrade, pero no podemos buscar la perfección, ni equivocarnos con el trabajo de un docente (con frases tan populares como: pues si es lo único que tiene que hacer, para lo que hacen...) Algún día introduciré una entrada con las funciones del docente, que es un tema que también me preocupa y que las familias deberían conocer.

Evidentemente, y desgraciadamente existen centros no muy competentes. Dentro del no alarmismo hemos de estar atentos en sus acciones y la continuidad de los hechos (como dije antes,  sin coger la lupa de aumento). Tomadlo con naturalidad (y sí, conozco también esa popular sentencia: claro! como no es tu hijo... :)

Con sinceridad, en una escuela infantil de calidad querrán a vuestros hijos como si los fueran.

Debemos ponernos en su lugar. 

Imaginaos que las escuelas se pusieran a exigir perfección absoluta en cada familia y todos los días os hicieran una crítica de lo mal que lo hacéis,  de todos los detalles que podríais haber hecho y no hicisteis, ¡qué tensión! Los centros también están alerta por posibles casos de negligencia, pero ¡sin alarmismos!

Si nos relajamos y tomamos las cosas con normalidad, podremos incluso disfrutar de este hito en nuestras vidas que no volverá. Una bonita etapa de esos pequeños tesoros que cada uno tenéis en casa :)


Espero servir de ayuda, aunque sea solo  a algunos :)

LINKS DE INTERÉS:


Momento ideal (Guía de infantil) http://www.guiainfantil.com/blog/educacion/escuela-colegio/a-que-edad-debo-llevar-a-mi-hijo-a-la-guarderia/

A favor de la casa como centro educativo, hemos de escuchar ambas opciones de un debate para posicionarnos según nuestras necesidades. Os dejo el blog de Vanesa Hervás con un video muy interesante de Eulàlia Torras de Beà. http://vanesahervas.com/guarderia-si-o-no-la-mejor-guarderia-tu-casa/


Buen artículo de la página con mis hijos: http://www.conmishijos.com/ninos/ninos-colegio/guarderia-si-o-no.html

Podéis buscar foros y comprobar la inmensa diversidad de opiniones, no para volveros locos, ni creer todo lo que dicen, siempre que escuchemos y leamos, hagámoslo con criterio. :) Todos tenemos sentido común :)





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMPARTE CON NOSOTROS :)