jueves, 4 de octubre de 2012

¡No te agobies! No hagas bolas

Después de vuestras consultas y de observar personas que día a día corren, gritan, se estresan, lloran, se abaten... Quería mandaros un mensaje: no os agobiéis.

Sé que muchos pensaréis, qué fácil lo ves. Si tú hicieras...

No es cuestión de ser más o menos fácil. Os entiendo y en vuestra situación también estaría agobiada, estresada, frustrada, de hecho a mi también me pasa. Es normal y no tenemos que aprender a reprimir estos sentimientos, sino a detectarlos, ponerles nombre y transformarlos.

Cuando el color de algo no te gusta ¿no lo cambias? Pues cuando una situación no te guste ¡cámbiala!

Qué fácil de nuevo ¿verdad? ¿cómo encuentro trabajo? ¿cómo hago qué mi hijo haga...? ¿cómo...?

¡Tántas preguntas en vuestras cabezas!

Esto es lo primero que debemos cambiar. Tenemos que saber que para esas preguntas hay muchas respuestas distintas, pueden parecernos locuras, buenas o que no servirán para nada (lo que para unos vale para otros es inútil), pero que si las buscamos, las encontraremos.
  Puede ser fácil si buscamos pequeñas soluciones cada día, cada uno de vosotros tenéis las vuestras. Pero si os cuesta, podéis ayudaros de otras personas o especialistas. Siempre hay solución, por escondida que esté.

Como entusiasta de la infancia, propongo que juguéis a buscar pensamientos y soluciones creativas que os produzcan pequeñas alegrías día a día.

Y recordad que todo parece menos malo cuando encontramos una solución, por diminuta que sea :)

No os daré recetas, ni fórmulas, cada situación es diferente. Pero si ánimos para seguir buscándolas sin agobios, porque son las cajas fuertes de nuestras soluciones, mientras más grande es el agobio menos soluciones encontramos y más grande será el problema ;)

 



1 comentario:

  1. Me ha encantado!! Es lo que muchos no entendemos... Es bueno tenerte por aquí de vez en cuando... Abrazos!!

    ResponderEliminar

COMPARTE CON NOSOTROS :)