lunes, 11 de febrero de 2013

PERDIDOS

Lost.

No, no vamos a hablar de ninguna serie televisiva. Entonces ¿por qué el nombre de esta entrada?

Llevo un tiempo estudiando las redes, haciendo proyectos con ellas, investigando, formándome y es un tema que tiene muuucho que tratar, y muuuucho que seguir investigando :)


Hoy quiero recoger la gran cantidad de información que recibimos día a día. Cada vez que entro en las redes encuentro nuevos amigos, sugerencias de páginas, nuevas entradas de blogs (y eso sólo por hablar de internet).

Me da mucha alegría, no por la cantidad, sino por lo que cada una de esas personas me aportarán. Cada miembro es una puerta abierta a nuevos aprendizajes. Pero... ¿podemos procesar toda esa cantidad de información? ¿podemos tener una relación de calidad con todos nuestros cibercontactos?

Ya sabemos la respuesta. No. Y esta palabara no me gusta mucho, pero la realidad es más que evidente. Somos humanos y no máquinas capaces de procesar todo lo que nos llega día a día en lo real y en lo virtual.

Entonces ¿es necesario que cerremos todo lo que nos bombardea o nos sobrepasa y nos olvidemos de ello? ¿que no participemos de nada? O quizás ¿es hora de que nos pongamos manos a la obra para encontrar el medio de que nos transformemos en máquinas de una vez por todas?...

No. Vaya, estamos en racha negativa. Vuelvo a repetirlo, NO, no se trata de eso. Muchos medios nos bombardean día a día con noticias, publicidad, e incluso personas nos taladran con mensajes, pero no veo a muchos pulsar el boton de off de nada. Aunque sé que a muchos les gustaría pulsar el off de sí mismos.

¿Por qué esa sensación tan drástica? Porque seguimos delante de esas pantallas y de nuestras vidas, mirando, recibiendo, escuchando y dentro de nosotros no sólo nos sentimos perdidos, sino con un montón de sentimientos, sensaciones, percepciones, realidades encontradas... (otro día hablaremos de las redes y sus efectos).

¿Entonces? ¿Qué hacemos? ¿Cerrar los ojos, boca y oídos? NO. Tenemos que tener criterio. Para elegir qué vemos, qué leemos, qué hablamos. Esto no es que nos volvamos obsesivos-compulsivos del control.


Tenemos que aprender a comunicarnos, a expresar y recibir. Hay que adaptar lo que nos llega a cada uno de nuestros momentos, no creer todo, saber que nos puede afectar para bien o para mal y que no es malo sentirse PERDIDOS porque siempre podremos encontrar las salidas.

Qué fácil es hablar ¿eh? :) Por eso siempre os pido compartir, interaccionar, dialogar, porque entre todos encontramos mejores respuestas y aprendemos juntos. Cada uno adaptándose a sus necesidades.
  
NO OLVIDEMOS QUE PARA ENCONTRARNOS DEBEMOS PERDERNOS EN EL CAMINO; Y QUE SÓLO SE HACE CAMINO AL ANDAR (COMO DECÍA NUESTRO QUERIDO A. MACHADO :) El  "NO", los sentimientos negativos, serán positivos si los sabemos manejar.

Nadie dice que sea fácil ni sencillo, pero entre todos es mucho más ameno :) y nos ayuda a encontrar caminos, a dejar encendido el ON y sentirnos vivos y que nos dirigimos hacia nuestro propio destino, seguros y con los mapas que nosotros hemos decidido. 
 






6 comentarios:

  1. Fantástica reflexión. Yo pienso que hay que CONFIAR en uno mismo y dejarse LLEVAR en cada momento. Ahora mismo estoy en un proceso de desbordamiento social, y he tenido que pararme y replantear objetivos. No se trata de llegar a todo el mundo, se trata de llegar a los ADECUADOS, a los que te aportan de verdad, a los que están AHÍ, a los que CONECTAN y COMPARTEN contigo día a día.

    Como ya nos conocemos "de por ahí" ya sabes de quién hablo ;)

    Un beso, campeona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué mal educada yo, os pasáis y no os contesto... mal, mal :) Bueno, yo diría que se trata más de vivir y echar buenas charla con quien te vas encontrando en el camino, ahora que te leíste los amarillos, ya sabes a qué me refiero :)

      Eliminar
  2. Pues sí, estoy totalmente de acuerdo contigo! Yo hace tiempo me planteé seguir blogs y según lo que hacía me resultó imposible. Es decir, que dedicando mucho de mi tiempo a facebook, twitter, etc, no podía apenas leer nada de otros blogs, así que lo dejé por imposible. Luego llegó un momento que me lo replanteé de otra forma y me dí cuenta que leyendo otros blogs de otras mamás o educadoras como tú, éstas te aportaban mucho más de lo que imaginaba, así que opté por bajar el ritmo de facebook y dedicar un poco más tiempo a leer a quién me transmitía o con quién más en contacto estaba. Ni soy de las más activas ni nada por el estilo, y sí que echo en falta leer más blogs, pq hay muchos buenísimos, pero por más que lo intento, es imposible. Y ya no puedo quitarme más horas de encima para ello. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, hay que tomarse esto con calma. Yo intento investigar un poco la red y los comportamientos sociales en ella, sobre todo informándome mucho y viendo todo lo que hay. Pero tenemos que tener cuidado con estas cosas, porque es como si pones a una persona delante de todos los libros que se han escrito y le dices, venga, léetelos todos que son geniales :S, incluso diciéndole, léete los libros que más te gusten sería imposible, al igual que las películas, etc, etc, y descubrimos que muchos son hasta muy parejos e iguales. Pero es una maravilla poner a disposición de cada uno esa libertad para expresar. :)

      Eliminar
  3. Genial! Se necesita mucho criterio propio para quedarte con la información y desechar la desinformación!:)
    Qué pedagógica siempre! Me encanta tu estilo!♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Gracias Mamá, tu estilo también es bueno :) Y tocas temas bastante reflexivos :)

      Eliminar

COMPARTE CON NOSOTROS :)