jueves, 29 de agosto de 2013

EMPLEADOS DEL MUNDO

Con la entrada de hoy vamos a intentar tocar un tema bastante conflictivo. EL DESEMPLEO.

No es nueva la situación crítica de mi país (España), ni única. No son pocos los países y épocas en los que la falta de ofertas laborales llevaba a situaciones como la emigración e inmigración entre otras.

Pero hoy no quiero dar un tono técnico a la entrada, sino contaros mi situación personal, porque a veces desde situaciones personales podemos reflexionar mejor, buscar soluciones conjuntas, más que describiendo y quejándonos por la realidad.

Cuando era pequeña decidí que quería ser maestra, tuve la suerte de poder estudiar para ello y al salir de la carrera, de ejercer durante seis años en un centro de educación infantil. Siempre he sido una mente inquieta y quería mejorar y trabajar para una escuela estatal, con lo que me preparé para los procesos de selección.


Aunque aprobaba, no fue hasta la segunda vez cuando contaron conmigo de forma eventual, teniendo que dejar mi empleo para trabajar en mi comunidad autónoma durante 8 meses.

Después hubo cambios legislativos y comenzó a hacerse más que patente la crisis. Esperando que mejorara la situación y el Estado volviera a llamarme, terminé mi licenciatura en pedagogía, y me formé en cursos, mejoré mi inglés... Intenté conseguir todos esos requisitos que te aseguraban tener "más empleabilidad"...

Pero miraba alrededor y no era la única. Muchos familiares y conocidos emigraban a Londres, Holanda, América... Y allí no les esperaba tampoco prosperidad, sino un largo camino por andar.

Pero acaso ¿no es eso la vida?

Cuando miro atrás y veo lo caminado y el camino de los demás, no puedo quejarme, ver problemas, y lamentarme por tanto mal. Hay que buscar soluciones, seguir andando y aceptar que la vida es incierta e inestable y cada día más.

En estos momentos hay que ser fuertes y adaptarnos a las situaciones, sin miedo a poder sufrir, entendiendo que todo en la vida no es de color de rosa, sin dejar de pensar en las situaciones realmente duras que encontramos desde nuestra propia ciudad al lugar más alejado de ella.

En estos momentos tengo que tomar muchas decisiones en torno a mi vida profesional, no puedo seguir esperando a una institución que no me asegura el empleo, no puedo quedarme parada, y quiero comenzar a buscar mi lugar. Estoy segura de que para todos nosotros hay un lugar mejor o peor en este inmenso planeta.

Entre todos ayudaremos a encontrar nuevos caminos y horizontes para cada uno de nosotros. 

Si conoces algún lugar para creandyy sólo tienes que contactar con ella, a través de cualquiera de sus redes.

Nunca olvidemos que somos ciudadanos del mundo.

4 comentarios:

  1. No podemos evitar sentir apego por nuestra tierra, y sobre todo en España ese sentimiento está muy arraigado. En otros países forma parte de su desarrollo personal salir a conocer mundo, porque eso te enriquece y te da otros puntos de vista.
    Estoy contigo en que hay que ser positivos y valientes. Aunque sean las circunstancias las que nos obliguen a salir, disfrutemos y aprendamos de esa oportunidad. Quien sabe, igual nos cambia la vida para mejor :-)
    Besotes
    Lourdes
    http://lapeormadredelano.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado tu entrada... dado que desde ayer vuelvo a las listas del paro. Mucho ánimo y espero que tengas suerte, se ve a leguas que eres una buena profesional. Un saludo

    ResponderEliminar

COMPARTE CON NOSOTROS :)