jueves, 15 de octubre de 2015

PELÍCULAS

A veces, inventamos historias que sólo ocurren en nuestra cabeza o nos gustaría que ocurrieran. Somos actores y otras espectadores, pero, cuidado con las películas que hacemos, porque en ocasiones son ciencia ficción.     

Es cierto que lo que parecían romances pueden transformarse en dramas, las comedias en terror o una aparente obra maestra, en un horror.

No tenemos que disfrutar todo lo que vemos o protagonizamos, pero sí, intentar ser críticos.

Tenemos que descubrir qué papel nos toca en cada una de ellas.

Puede ocurrir que las personas culpen y juzgen a otros, por películas en las que ellos son protagonistas y los demás ni siquiera figurantes.

No se trata de culpas, se trata de disfrutar o prestar atención a la proyección y de salirte de la sala siempre que puedas y no te guste la función.

3 comentarios:

  1. Sí, somos muy dados jajaja
    A veces es la única razón por la que los problemas crecen

    ResponderEliminar
  2. Bueno, si luego nos damos cuenta, es lo positive :)

    ResponderEliminar
  3. Hola: una gran verdad... seguimos en contacto

    ResponderEliminar

COMPARTE CON NOSOTROS :)